12 nov. 2009

PHOENICIA: sesiones 6 y 7

Retomando este juego, tras alrededor de 18 meses desde la última partida, hemos tenido dos sesiones en esta semana. Y para variar, con un par de errores en las reglas (no recuerdo si alguna vez hemos jugado Phoenicia sin errores).

Sexta sesión, a 5 jugadores:

Error en las reglas: cada vez que se empleaba a un trabajador en la Fábrica de Ropa, hay que darle una bodega al jugador. Esto afectó a Marcia con una bodega menos (que le hizo falta al final) y a mi, en menor medida, porque recibí bodegas suficientes de otra parte.

Además, no chequeamos la tesorería del jugador, al finalizar su turno, en orden a la capacidad de discos.
La Tesorería de cada jugador se chequea en dos momentos: al finalizar su turno, por el tope de Discos y al fializar la ronda de todos, viendo tope de discos y de cartas.

César paso muy malos ratos porque la memoria lo traicionó y pensó que conseguir el FORT en la segunda ronda del juego (pagando $9), con 3 nuevos trabajadores no capacitados, era una buena inversión. El problema es que se quedó sin dinero por el resto de la partida...muy muy atrás.

Gané con pocos trabajadores, y por la vía del Dye House (me adjudiqué los dos), que me dieron 6 PV y $6 de ingreso. Además, con dos fábricas de vidirio (Glassmaking) que solo dan $1 y 1PV. También tuve Caravan y en la última parte del juego Refugee Settlement, que me permitió contar con nuevos trabajadores.

Carlos y Marcia eran novatos, así que estaban entendiendo recién las combinaciones y la dinámica.

Resutados:
  1. Mario: 35 y gana por ser Overlord
  2. Ely: 35
  3. Marcia: 28
  4. Carlos: 20
  5. César: 13
Séptima sesión, a 4 jugadores:

En esta partida fue cuando nos percatamos del error en el tema de Tesorería. En efecto, en las últimas rondas, cuando al hacer la distribución de producción se obligó a Marcia a cambiar 4 monedas por cartas y, con eso, sobrepasar su límite de cartas, en la etapa administrativa, nos dimos cuenta que el límite de discos rige al final del turno del jugador y también en la fase administrativa, por lo que tener más capacidad, es muy necesario.

César fue muy cauto en esta oportunidad, dado el resultado desastroso anterior. No se adjudicó el Fort, pese a que se lo peleó a Marcia.

Se fue, junto a Francisco, por el Dyer-Dye House y por el Shipyard y las cartas subsecuentes. Usaron poco las actividades que requerían trabajadores.

Por el contrario, yo me dediqué a usar al máximo las actividades, por el lado de la minería, la agricultura y la caza.
Además, tuve el City Centre y el Public Words, que me resultó inútil en la recta final, porque como tenía sólo 4 bodegas en el Storage, no podía juntar suficiente dinero para el City Walls que daba 8 PV, pero con un costo de $30, para mi de $26. Con 4 cartas, aunque fuesen de $6, no llegaba.

Lección al respecto: antes de la recta final hay que tener 5-6 bodegas, para poder tener en mano alrededor de $30.

En definitiva, me ayudó a salir segundo el haber adquirido el VP Purchase, dos veces (consecuencia de subastar el City Centre), por lo que por $18 logré adquirir 6 PV, lo que no es una mala proporción.

Marcia se dedicó a juntar muchos trabajadores, creo que logró alrededor de 8 (los 2 originales más 2 Fort), pero los empleo en Improved Hunting, así que no avanzaba mucho en PV ni en producción. Además, al igual que a mi, le faltaron bodegas, por lo que perdió mucho dinero o,más bien, no tanto, pero le impidió tener 6 cartas, necesarias para la recta final.

Resultados:
  1. César: 37
  2. Mario: 33
  3. Marcia: 27
  4. Francisco: 25
Tras estas dos partidas, mi valoración del juego, en escala BGG, sube de 7 a 8. Y con ganas de las partidas de la próxima semana.
Buena interacción, poco tiempo muerto, pese a las demoras de César y Francisco, incertidumbre por la volatilidad en el orden de salida de las Cartas de Desarrollo y, en menor grado, por las cartas de dinero, con variación desde $4 a $6.

Al haber menos cartas especiales, comparando con Le Havre, es más fácil intentar un plan, aunque parece que el mejor plan es no tenerlo y hacer subastas inteligentes.

No hay comentarios.: